Conde Nast de luto por la muerte de  Samuel Irving Newhouse Jr.

Conde Nast de luto por la muerte de Samuel Irving Newhouse Jr.

02 de Octubre del 2017

Condé Nast magnate de la publicación S.I. Newhouse murió hoy en su casa después de una larga enfermedad, confirma su familia. Tenía 89 años.

La declaración de la familia Newhouse dice: "Hoy es un día de emoción, de pérdida genuina, para nuestra familia y para la familia extendida de Si Newhouse en Condé Nast. Si amaba Condé Nast. Estaba orgulloso de publicar las mejores revistas del mundo y ofrecer contenidos excepcionales en cada plataforma digital ".





La muerte de Newhouse ocurre sólo cuatro días después de la de otro pionero de la publicación de revistas, Hugh Hefner, quien murió el miércoles a los 91 años.

"Él instintivamente sabía que no hay guía para ser un editor", dijo el editor de Vanity Fair Graydon Carter, "el éxito viene sólo de la confianza y una visión que se forma con el tiempo. Lo más importante, para que un editor prospere, él o ella tiene que ser bendecido con un propietario reconfortante y nutritivo. En este sentido, Si no tenía igual. "Como presidente (y, a su muerte, presidente emérito) Newhouse - el nombre completo que rara vez se utiliza fue Samuel Irving Newhouse Jr., Si más comúnmente - presidió un conjunto de revistas que eran la definición misma de brillante: Vogue, The New Yorker, Glamour, Vanity Fair, Architectural Digest, Detalles, Self, Wired, Bon Appétit y GQ.

"Si Newhouse fue el líder más extraordinario", dijo el director editorial de Vogue (y desde 2013, director artístico de Condé Nast), Anna Wintour. "Donde quiera que él dirigía, seguimos, sin cuestionar, simplemente porque él puso la fe más increíble en nosotros. Si nunca miramos datos, o estadísticas, sino que seguimos con sus instintos, y esperábamos que hiciésemos lo mismo. Él fue rápido para animarnos a tomar riesgos, y efusivo en su alabanza cuando pagaron.
.
No había nada llamativo sobre la forma en que condujo Si. Este hombre humilde, pensativo e idiosincrásico, posiblemente la persona menos juiciosa que he conocido jamás, prefirió a la familia, a los amigos, al arte, a las películas ya sus queridos pugs por la agudeza del mundo mediático de Nueva York. podría haber sido una enorme entidad global, pero uno sintió una conexión profunda y personal con ella, todo por él. Newhouse también era co-presidente - con su hermano menor Donald, que dirigía el lado del periódico del imperio - del padre corporativo de Condé Nasts, Advance Publications. Condé Nast se hizo conocido como una especie de ataúd de terciopelo, donde los editores fueron generosamente compensados ​​y se les concedió libertad extraordinaria en el desarrollo de sus títulos. El hombre mismo era diminuto de estatura, famoso introvertido y dado a la indumentaria informal, de sus suéteres viejos a sus zapatos de tenis, a pesar de una fortuna familiar en los miles de millones y una de las grandes colecciones de arte privado del mundo
Y si él mismo prestaba la atención o no en el lado de la contabilidad del negocio, Newhouse también tenía la perspicacia para reforzar el personal corporativo de la CN con una serie de diputados cada vez más tecno-expertos, gradualmente cediendo más y más de su autoridad a los protegidos más jóvenes en sintonía con los cambios que impulsarían la publicación en general y la industria de las revistas en particular. Los trastornos económicos de las dos últimas décadas y la aparición de Internet como difusor de la información y devorador de dólares de publicidad forzaron cambios al por mayor en el negocio.

Newhouse supervisó la transición a múltiples plataformas, sitios web más exitosos para sus títulos principales y un despiadado sacrificio de empresas de bajo rendimiento, como Gourmet, House and Garden y la cartera de corta duración. Las decisiones eran suyas, pero las noticias a menudo eran entregadas por subordinados de manera poco ceremoniosa, con editores aprendiendo de su despido durante sus vacaciones o por medio de noticias. Por lo general, sus paracaídas eran de oro.

En un memorial publicado esta mañana en el sitio web de Vanity Fair, Carter escribió que "con el renacimiento de Vanity Fair, en 1983, y la compra de The New Yorker, en 1985, Si transformó su empresa en una potencia de estilo y sustancia. Él heredó una casa del carruaje-comercio que abarca Vogue, Glamour, casa y jardín, y Mademoiselle, y construyó de allí, lanzando o agregando no sólo Vanity Fair y el New Yorker pero Self, GQ, Wired, Detalles, W, Architectural Digest, Gourmet , y Bon Appétit, entre otros títulos. En 1980, construyó el lado del libro del negocio familiar comprando Random House, incluyendo Alfred A. Knopf. "

Con su fallecimiento, Carter escribe, "así pasa el último de los grandes visionarios del negocio de la revista. De hecho, en una carrera que duró más de seis décadas, colocó firmemente el apellido de Newhouse en el panteón de la publicación americana, junto con los de Luce, Sulzberger, Graham y Hearst.

Newhouse es sobrevivido por su esposa Victoria, dos hijos y un hermano.





Fuente http://deadline.com/










Booking.com
Booking.com
Booking.com

Help and Crownd-funding-my-trip



the best of amazon





Best Camaras 2017










Viaja como Voluntario y enriquece tu espiritu




Claudio Doenitz

Fotógrafo

Bio





Sigue Mis Redes Sociales .




Productos NUSKIN



$25.000 para tu pròximo viaje con AIRBNB



Gana Dinero con UBER



El mejor Traiding




Noticias